sábado, 1 de enero de 2011

La bella y la bestia


Inauguro con esta foto una categoría nueva, la de fotos "inclasificables". Normalmente las fotos las agrupo en retratos, paisajes, y esos términos a los que más o menos nos hemos ido acostumbrando para agrupar fotografías.

Sin embargo, esta foto, y otras que presumiblemente vendrán en un futuro, no veo que encajen en bajo esos epígrafes. Esta en concreto está tomada en un zoológico; observé como una chica, imprudentemente, quiso darle un cacahuete en la mano a un gorila de mas de trescientos kilos. Para ello se escurrió entre la valla de separación y acercó la mano a una especie de mampara de cristal, blindado espero, que dejaba ver al simio.
Ante mi asombro, el descomunal brazo del gorila se acercó con mucho cuidado al cristal, y sacando los dedos por una pequeña apertura agarró el cacahuete con suma delicadeza, sin llegar ni a sobresaltar a la chica. De la imagen, me llamó la atención la fuerza que insinuaba el brazo del gorila por detrás del cristal, y delante la suave mano de la chica. Y los dedos del gorila, una vez se acercaban a los de la chica también se convertían en herramientas delicadas y precisas. Una ñoñería de foto en toda regla, pero es lo que tiene la Navidad :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario