jueves, 24 de junio de 2010

Rayo

Una tormenta de verano parece que te arruina la tarde, pero lo que hace es brindarte la oportunidad de captar la naturaleza en toda su furia y esplendor. ¿Paisaje urbano? No se, hay de todo un poco en la foto.

Captar un rayo es cuestión de paciencia, un tiempo de obturación largo y la apertura adecuada para que coja cuerpo. La suerte influye en la forma final del mismo. Contrariamente a lo que muchos me preguntan, la sensibilidad que pongo es la mínima (ISO100), para poder disponer de velocidades lentas de disparo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada