domingo, 2 de mayo de 2010

Playa de La Isla, Mazarrón

Si algo tienen de bueno las cabañuelas, es que en pleno Agosto te dejan un cielo y una luz muy bonitas para fotografiar el paisaje. Además, las cuatro gotas que caen despejan las playas de gente.
Esta foto tiene más de sentimental que de fotografía bien hecha. El haber pasado aquí los veranos de mi niñez, junto a grandes amigos, hacen que la vea bonita, aunque realmente no sea una gran foto. 

Por desgracia esta playa ha ido de mal en peor, y ya no se parece en nada a la de mi niñez; tan solo la isla está en su sitio.
En cuanto a la foto, es una panorámica de ochenta megapixels (si, ochenta), a base de unir unas cuantas, bastantes, fotografías individuales. El problema de estas fotos es que en la web no se pueden apreciar bien, pero bueno (pinchando con el ratón sobre la foto la puedes ver un pelín más grande). Estuve echando cálculos, y creo que si la amplío en papel da para llenar una pared de más de veinte metros de largo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada