domingo, 2 de mayo de 2010

Ricardo

Un tocayo, valenciano, que ponía los pelos de gallina con las acrobacias sobre un half-pipe. Después de estas sesiones de fotos es cuando siempre me planteo que tengo que comprar una EOS 1D.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada